23/12/13

Wilhelm Backhaus (Leipzig, 26 de marzo de 1884 - Villach, 5 de julio de 1969)


Este gran pianista alemán fue oriundo de Leipzig. Nació el 26 de marzo de 1884. Su precocidad en el campo de la música era de tal magnitud que ya a los seis años de edad fue admitido como alumno del conservatorio de su ciudad natal, teniendo a Alois Reckendorf (1841 – 1911) como su maestro desde 1891 hasta 1899. A continuación lo hizo con el famoso de Eugene D´Albert (1864 – 1932).
Siendo prácticamente un niño conoció a Johannes Brahms (1833 – 1897) quien lo estimuló a ser su intérprete. Ello ocurrió cuando el pequeño Wilhem escuchó sus dos conciertos para piano y orquesta. El propio Brahms dirigió la orquesta teniendo nada menos que al gran virtuoso Eugene D´Albert al piano. El incentivo que recibió de este compositor alemán nunca lo perdió y por ello fue uno de sus intérpretes más sólidos a través de toda su vida, especialmente en estas dos obras anteriormente mencionadas. En el año 1905 ganó el concurso internacional “Anton Rubinstein” y por delante del que llegaría a ser el famoso compositor húngaro - rumano Bela Bartok (1881 – 1945). Un año más tarde, es decir, con dieciséis, debutó triunfalmente en la ciudad de Londres. Fue uno de los primeros pianistas que realizó grabaciones discográficas, ya que se inició en este campo en el año 1909.
Backhaus tuvo una gran predilección por Beethoven de quien registró la mayoría de sus obras, e inclusive haciendo más de una vez el registro discográfico integral de las 32 sonatas. Hay que destacar el último, el cual data del año 1960. La ejecución de este gran pianista ha sido impecable bajo todo punto de vista pese a que ya contaba en esos momentos con setenta y seis años de edad. Sus grabaciones de los cinco conciertos para piano y orquesta siguen siendo aún en los días actuales verdaderos puntos de referencia. Obviamente hizo algo similar con Brahms de quien grabó su obra integral. Aquí conviene destacar el registro de los dos conciertos para piano y orquesta que realizó junto al director Karl Böhm (1894 – 1981) en 1953 para el sello DECCA.
De todas maneras es necesario aclarar que este gran pianista también llegó a tener nada menos que a Chopin en sus intereses, de tal manera, que fue el primero en grabar los 24 Estudios del compositor polaco. Ello fue en 1928 y, durante mucho tiempo dicha grabación se constituyó como punto referencial en el campo interpretativo musical. También fue el primero en llevar al disco el Concierto en la mayor para piano y orquesta de Eduard Grieg (1843 – 1907). Este registro se hizo en 1910.
Wilhem Backhaus debuto en los Estados Unidos, específicamente en N. York, el 5 de enero de 1912 ejecutando el concierto N° 5 de Beethoven, “Emperador”. Su ejecución despertó la admiración de todos, siendo reconocido por los críticos como un verdadero virtuoso. A partir de esa instancia comenzó a realizar giras por las salas más prestigiosas en todo el mundo, incluido el teatro Colón de Buenos Aires (1938, 1947).
Pese a su gran fidelidad hacia la partitura, la expresividad de Backhaus trascendió por su originalidad interpretativa. El célebre pianista húngaro George (György) Sándor (1912 – 2005)  expresó en cierta ocasión su opinión en relación a este pianista: “Backhaus ha sido un pianista colosal...”  Al igual que en el caso de Wilhem Kempff (1895 – 1991), su profundidad en los románticos alemanes llegaba a niveles místicos, llevando su interpretación a esferas verdaderamente espirituales. Por este motivo, al ver a Backhaus en los vídeos y escuchar estas interpretaciones, apreciamos el gran caudal de sentimientos que volcaba en estas creaciones musicales. Sin pecar de excesivo “sentimentalismo” Backhaus nos transporta a través de sus grabaciones a niveles casi etéreos, aunque sin perder gran solidez en lo que quiso expresar.
La técnica de este pianista alemán ha sido de nivel superior pero sin hacer alarde de la misma, puesto que la utilizaba solamente como una buena herramienta al servicio del sentido interpretativo.
Al final de su vida se radicó en Suiza, la ciudad de Lugano, pero sin dejar de tocar prácticamente hasta su fallecimiento que ocurrió el 5 de julio de 1969 a los ochenta y cinco años de edad.
Fantasia Impromptu.F.Chopin. Grabación acústica 1908 interpretada por Wilhelm Backhaus. G&T 05511

No hay comentarios: